+34 91 747 6766 info@areaseys.com

Conocer las reglas y las normas de prevención de riesgos laborales es importante. Pero no es suficiente si se quiere mejorar la cultura preventiva en tu empresa. El mando intermedio eficiente, como eje de una cultura preventiva fuerte, sabe que sólo hay una forma de trabajar, y es trabajar y producir de forma segura. La producción nunca debe estar separada de la seguridad y salud. La prevención no se negocia. Sólo aquéllos que tienen esta filosofía de trabajo sobresalen sobre los que sólo aplican y conocen las normas.

En las empresas demasiadas personas aplican normas, procesos o procedimientos, pero son pocas las que tiene la habilidad necesaria para ayudar a las personas a tener un mejor desempeño en su trabajo desde un punto de vista de seguridad y salud. Casi cualquiera puede ser un policía de seguridad y salud, pero no todos son un mando intermedio eficiente para transmitir la cultura preventiva.

Por ello, si eres Técnico de PRL y quieres mejorar la cultura preventiva en tu empresa, debes centrarte en desarrollar las habilidades de la cadena de mando, y las tuyas propias, para lo que te damos 3 consejos:

1. La habilidad no es suficiente

Nos empeñamos en adquirir y mejorar nuestras competencias, pero las habilidades que harán que nos diferenciemos del resto serán aquellas que nos permitan mejorar nuestra comunicación. Un título en el organigrama, por sí sólo, no garantiza nada. Un mando intermedio preventivo debe ser capaz de ayudar a los empleados a encontrar sus propias motivaciones, tener motivos, para trabajar con seguridad de forma voluntaria.

Un mando intermedio eficiente trabaja para sus empleados, y no al revés. Al igual que el entrenador de fútbol no es el responsable de marcar lo goles, o evitarlos, el supervisor debe facilitar las herramientas para que la victoria: entrenamientos, estrategia, tácticas, etc El mando intermedio debe dar la la inspiración y motivación que los empleados y cadena de mando necesita para trabajar de forma segura y saludable.

2. El título de mando intermedio no te garantiza el respeto

Los mandos intermedios son eficientes cuando son accesibles y mantienen una actitud positiva. Cómo te comunicas, cómo tratas a las personas y cómo inspiras. Te ganas el respeto de los demás cuando los demás sienten que les importas. Obtienes respeto porque respetas. Obtienes respeto porque te lo ganas y porque si te vas, te echan de menos. Es fácil, elige entre el trabajo o el título.

3. Los demás se involucran en la seguridad y salud si tú te involucras con ellos

Para que una persona mejore su desempeño es necesario que se sienta valorada. La mejor forma que tiene un mando de involucrar a un empleado es hacerle sentir que su trabajo es importante. Si les asaltas con papeles e inspecciones de seguridad, causarás rechazo. Los trabajadores de tu empresa, por naturaleza, quieren hacer las cosas bien en materia de seguridad y salud. La mejor forma de involucrar a los demás es pedirles opinión, que aporten ideas.

El secreto. Trabajar por y para las personas.

The following two tabs change content below.

Manuel Martín

CEO at AREASeys
Experience in different sectors since +15 years, like IT, consulting, manufacturing, transport/logistic and retail. I'm focused in AREASeys, looking for leading position at OHS solutions. I develope and manage initiatives in order to achieve disruptive innovatios and improvements in the value stream and relationships.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si te gusta este contenido, suscríbete.

¡Te has suscripto satisfactoriamente!

Share This